4 abr. 2013

# Marcapáginas # Scrapbooking

Y sólo faltaba ella....

Éste es un regalo para la mujer de un compañero. Para Reyes  hice algunos regalos a los más cercanos a mí. Luego le tocó el turno a los hijos y me faltaba ella...

Más vale tarde que nunca, pero me apetecía hacerle algún regalito también a ella, aunque nos hemos visto pocas veces. Espero que te guste, Isabel.




En la cara anterior, sobre un fondo de glimmer mist de varios tonos, embosé con una plantilla metálica una puerta antigua. Luego le apliqué un sello de texto con la Distress Victorian Velvet  y lo embosé con polvos transparentes.

En la cara posterior solamente puse un gran arabesco entintado con la misma Distress y embosado también en transparente.

Troquelé las esquinas y envejecí los bordes con Distress Vintage Photo.

Unas cintas diferentes para decorar y el marcapáginas listo para su dueña.



5 comentarios:

  1. Precioso te ha quedado Pilar, me encanta ese impacto de colores!
    Besinos

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito Pilar, seguro que le ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pedazo de punto de libro, es alucinante!!!, que colores, textura y brillos que tiene, y en vivo tiene que ser todavía más bonito, que suerte la dueña del punto de libro. Pásate por mi blog que tienes un premio para ti. besotes.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la parte delantera, lleva un trabajo precioso.

    ResponderEliminar

Tus palabras me alegran el día

Follow Us @soratemplates